There is a place

 

Tómese una pausa y considere el lugar percibido en su mente. Talvez sea una visión del mar y el cielo, una fresca brillantez tropical e impecable como un nuevo amanecer.

La gente viene buscando la naturaleza en abundancia, un Jardín del Edén, playas remotas, preciosos alrededores ojalá espectaculares, un oasis de comodidad, quehaceres activos, o simplemente el relajamiento lejos de los tumultos, sin prisas, sin bullicios.

La gente viene aquí para descansar del vivir diario, para disfrutar de una pausa romántica, para estar con amigos y la familia y crecer con ellos, celebrar ocasiones especiales, aprender sobre las maravillas de la naturaleza, iniciar una nueva etapa en sus vidas, y más que todo para relajarse y desprenderse de todo.

Sea cual sea la imagen que usted tenga de experimentar ese lugar, Tango Mar es donde sus sueños y sus deseos se hacen realidad.

Localizado en una reseva privada frente a playa de 60 hectáreas en la Costa del Pacífico sobre la Península de Nicoya, Tango Mar ofrece la íntima exclusividad de un pequeño y lujoso resort de playa en una extensa área en donde usted puede encontrar suficiente espacio para poder decir que es suyo.

Hé aquí un lugar que ha sido encantado por una atmósfera muy singular, su propio microclima y condiciones favorables todo el año. Terrenos detenidamente cuidados y un buen alojamiento se mezclan con la exuberante vegetación de la selva y las exóticas aves y animales para crear el equilibrio perfecto entre la naturaleza y la elegancia. Aquí usted encontrará una comunidad con un pulso que palpita a la misma velocidad que sus alrededores naturales y a la del ritmo que va y viene de las olas del Pacífico rompiendo constantemente.